1. Pintar

Pintar es una de las ideas más económicas, rápidas y sencillas para renovar una habitación. Por supuesto, si te planteas pintar toda la habitación puede resultar más complicado y trabajoso, pero ¿por qué no pruebas cambiar el color de una única pared? ¡Verás cómo enseguida cambia completamente el ‘look & feel’ de la habitación!

Espejo_starburst_DIY_Blog_Reparalia_2

 

2. Incorpora un espejo

Es increíble lo que un espejo puede hacer en una habitación. Si tienes un espejo grande, aprovéchalo para darle a la habitación una sensación de amplitud. Y si el espejo es pequeño, utiliza un marco llamativo y colócalo en una posición estratégica para que refleje la luz y cambie el aspecto gracias a su aporte decorativo e iluminación.

calcular-el-papel-pintado-para-la-pared2

3. Añade papel pintado

Al igual que la pintura, si puedes empapelar toda la habitación lograrás sin duda un cambio radical. Pero no necesitas invertir tanto dinero ni pasar tanto trabajo para darle un toque especial; basta con que empapeles una única pared, o que añadas una franja de papel pintado a modo de guarda todo alrededor de la habitación, y podrás disfrutar de un importante cambio de imagen.

Las molduras en las paredes son el último grito de la moda en diseño de interiores. No solo añaden interés arquitectónico, sino que además te permiten jugar con las texturas, las dimensiones y los colores, de una forma que una pared lisa jamás te permitiría.

4. Agrega molduras

Las molduras en las paredes son el último grito de la moda en diseño de interiores. No solo añaden interés arquitectónico, sino que además te permiten jugar con las texturas, las dimensiones y los colores, de una forma que una pared lisa jamás te permitiría.

pic

5. Cambia los almohadones

Casi cualquier habitación se ve diferente cuando agregas algunos almohadones aquí y allí. ¡Y lo mejor de todo es que son económicos y fáciles de cambiar! Puedes tener almohadones temáticos para diferentes celebraciones del año, así como en diferentes colores de acuerdo a la estación. Con los almohadones, ¡la imaginación es el límite!

00_hosrw160-hres_ampliacion

6. Ordena o desordena

Si eres de las que tiene las repisas y superficies totalmente despejadas, al mejor estilo minimalista, prueba cambiar y llenarlas de recuerdos, fotografías, adornos y flores. Por otro lado, si eres de las que tiene de todo por todos lados, prueba guardar todo en cajas durante un tiempo y disfrutar del estilo minimalista dejando solo una o dos piezas a la vista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *