El verde menta es una tonalidad de verde suave y refrescante como la menta misma. Es un color especial para una sala donde queramos dar un toque de frescura y luminosidad, aunque también es un color que luce muy apropiado en la cocina o en los dormitorios.

Con qué verdes menta

Dormitorio-pequeño-menta-y-blanco-600x815

El verde menta es ideal para acompañarlo de blanco, con lo que se genera un espacio muy luminoso y de apariencia refrescante. También puede ser acompañado de azul claro lo cual potencia la sensación de frescura, es especial para casas en zonas de clima cálido o en la playa.

Otra de las tonalidades con las que puedes combinar a éste verde es el beige, pero no cabe duda que son el rosa suave, el coral, el verde manzana, o el malva los indicados para dar una pincelada de color al ambiente que se está decorando. Las maderas siempre son una perfecta compañía.

Verde menta en la cocina

Cocina-verde-menta-600x600

La combinación de verde menta y blanco es muy apropiada para la cocina, ya que crea una sensación de limpieza y amplitud, favoreciendo a la iluminación natural. Puedes pintar las paredes de verde y utilizar muebles blancos, o de otra manera: es posible que pintes tus muebles o puertas de verde menta en un espacio de luminoso blanco o blanco roto.

Verde menta en el dormitorio

Dormitorio-menta-y-manzana-600x480

Usando ésta tonalidad en un dormitorio lograrás un espacio relajante y delicado. Si ves el espacio un poco deprimido recuerda que puedes combinar con otros colores pasteles como el rosa, el malva o el arena, o un verde más intenso como el manzana o el esmeralda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *